NO rotundo a la renta básica de 2.200 euros en Suiza

La iniciativa, defendida por la izquierda y asociaciones de inmigrantes, ha sido sometida a referendum y rechazada con un amplio margen: el 76.9% de los votantes se han opuesto a la medida.

Como es lógico, muchos votantes argumentaban a pie de urna que la medida se traduciría en un «efecto llamada» de inmigrantes y supondría un peligro para la estabilidad económica del país. Asimismo, explicaban que la sociedad podría volverse irresponsable al no tener que preocuparse por satisfacer sus necesidades básicas.

La propuesta pretendía garantizar una renta básica de 2.200 euros por adulto y 570 euros por cada hijo menor de 18 años.

Con todo, Suiza se ha convertido en el único país que ha consultado a su población sobre las cuestiones que les repercuten directamente, a pesar de que el mismo Gobierno suizo era contrario a la medida.

Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *