Obama fuerza la máquina para aprobar el TTIP

El creciente clima de rechazo político y social a la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI), más conocido por su acrónimo en inglés TTIP, ha llevado a la Administración estadounidense a aumentar las presiones para acelerar las negociaciones y cerrar el acuerdo antes de finales de año. Washington se propone modificar el proceso legislativo de la UE y reducir los estándares de la regulación europea en materia de medio ambiente y salud.

En ciertos asuntos,  como la agricultura o la industria química, los negociadores norteamericanos  exigen  que no se tomen decisiones sin consultar previamente con las grandes empresas. Varios expertos  afirman que, de firmarse así el acuerdo, esto supondría el incremento del poder de decisión de los lobbies y de los grandes poderes económicos.

Estados Unidos quiere expertos norteamericanos en los procesos de toma de decisiones en Europa sobre determinadas regulaciones, sin que se hayan dado garantías de reciprocidad. La UE tiene estándares más elevados en la protección del medio ambiente, de la salud, del sector químico, de  los pesticidas o en lo referente a los organismos genéticamente modificados. Los norteamericanos consideran esta normativa como barreras al comercio y persiguen su anulación.

Se pretende rebajar la  protección medioambiental, pasando por alto el Acuerdo de París para reducir las emisiones de CO2.

Finalmente, para la resolución de conflictos entre  las empresas, o entre éstas y las administraciones públicas,  un mecanismo de arbitraje evitaría los tribunales de justicia, según la propuesta norteamericana.

Obama y Merkel se afanan en estas semanas para cerrar el acuerdo lo antes posible. Alguno de los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, como Bernie Sanders  o Donald Trump, se han mostrado muy críticos con el acuerdo. En Europa, el Partido Socialista francés, el Frente Nacional o el austriaco FPÖ también se han pronunciado contrarios al TTIP.

Miguel Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *