Los catalanes dan la espalda a las memeces de los independentistas

A pesar del apoyo en las urnas, a la hora de la verdad, los catalanes ignoran las actuaciones nacionalistas de mayor calado.

Los continuos llamamientos a los ciudadanos para que ingresen sus impuestos en la «Agencia Tributaria de Cataluña» (ATC), han sufrido un estrepitoso fracaso que, además, aumenta de manera progresiva: en 2013 lo hicieron 473 personas; en 2014, 222 y en 2015 sólo 178 personas.

La ATC es una mera intermediaria entre la Agencia Tributaria Estatal y el ciudadano, en cuanto a ingresos por impuestos estatales se refiere; lo que, en principio, debería facilitar el proceso de tramitación a la ciudadanía. A pesar de ello, los catalanes parecen confiar más en las instituciones centrales que en las autonómicas.

Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *