EL EJÉRCITO SIRIO CONTINUA GANANDO TERRENO AL ESTADO ISLÁMICO

El Ejército sirio, apoyado por la aviación rusa y las milicias del Partido Social Nacionalista Sirio, expulsó el pasado domingo a los terroristas del Estado Islámico de Qaryatayn, en la provincia de Homs.

Qaryatayn, enclavada en el desierto de la siria central, se encuentra al suroeste de la liberada Palmira y su población es mayoritariamente cristiana. Fue ocupada por los yihadistas en el mes de agosto. Tras meses de régimen del terror, ha sido abandonada por muchos de sus habitantes.

Con la liberación de Qaryatayn, el Ejército afianza sus posiciones en el este de Homs. Parece que las tropas leales al presidente sirio, Bashar Al-Ásad, van a centrarse, antes de un posible avance hacia Deir ez-Zor o Raqqah, en limpiar los últimos enclaves del Estado Islámico en el desierto.

Las últimas victorias de los uniformados sirios vienen a reforzar la posición del presidente Al-Ásad, como el principal actor en la lucha contra el Estado Islámico.

Miguel Sardinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *