SEMANA SANTA ESPAÑOLA: TRADICIÓN, IDENTIDAD Y FERVOR RELIGIOSO

La Semana Santa para los católicos es el momento litúrgico más importante e intenso de todo el año. En España y a pesar de que gran parte de la sociedad ha descuidadado o directamente abandonado la fe Cristiana, la Semana Santa sigue celebrandose con gran emoción , ya sea por auténtico fervor religioso o por mantener una tradición ancestral.

La Semana Santa se celebra en todas las ciudades y puntos de España. Sin embargo, hay varias fiestas que, por su especial atractivo y singularidad, son muy conocidas y han sido declaradas de Interés Turístico Internacional.

La Semana Santa en Andalucía, con su famosa «madrugá» del Viernes Santo, la noche más larga de la capital andaluza donde las saetas resuenan hasta bien entrada la madrugada.

La procesión de los gitanos de Granada, en el popular barrio de Sacromonte, donde durante horas, desde la noche del miércoles santo hasta el amanecer del jueves, recorre las calles estrechas y empinadas del lugar.

Procesión de los Legionarios en Málaga, donde los  legionarios salen a la calle al mediodíad el jueves santo para llevar a sus hombres al Cristo de Mena a 180 pisados por minuto. El silencio se mezcla con las cornetas y la marcialidad de los militares hasta su entrada en la Iglesia de Santo Domingo.

La sobriedad de la Semana Santa castellana, con la procesión del Cristo Yacente en Zamora. Grandes cruces de madera acompañan al paso hasta la popular plaza de Viriato donde se interpreta el Miserere.

La procesión General de Valladolid, la tarde del viernes santo, recorriendo  las calles del centro de la capital de Castilla y León con las tallas de Gregorio Fernández o Juan de Juni.

La procesión del Cristo Redentor de Toledo, con la peculiaridad de la participación en el paso de las monjas dominicas y las pequeñas callejuelas de Toledo que obligan a los costaleros a postrarse de rodillas en algunos momentos para poder cruzar algunos pasajes.

La procesión de Las Palmas de Elche, en el levante español. Se trata de una de las primeras procesiones de la Semana Santa, ya que cada año las palmas blancas acompañan a la borriquita cada domingo de ramos en Elche.

Las famosas «Turbas» de Cuenca , la tamborrada de Hellin (Albacete), La Pasión Viviente de Castro Urdiales (Cantabria), El Romper la hora de Calanda (Teruel)…y así un sinfín de diferentes maneras de entender el fervor religioso y mantener una de las tradiciones más importantes e identitarias de España.

Pedro.S.Escobar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *