PARLAMENTO EUROPEO: CENSURA Y DOBLE RASERO

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, echó hace unos días del hemiciclo al eurodiputado griego de Amanecer Dorado Eleftherios Synadinos por un comentario supuestamente xenófobo durante el debate del preacuerdo migratorio con Turquía.

Antes del turno de votaciones del mediodía, el presidente del PE leyó textualmente la intervención de Synadinos durante el pleno.

«Como muchos científicos han dicho, los turcos son bárbaros, son sucios, son los que al luchar contra el enemigo luchan sin principios. La firmeza y el puño es el arma», fue la cita de Synadinos a la que se refirió Schulz.

El presidente del Parlamento Europeo dijo que ante este comentario el PE «tenía que reaccionar», porque «contraviene» su «reglamento interno y los valores de la UE».

«Como medida inmediata se ha tomado una decisión de principio, porque se superan los límites de forma sistemática para dar cabida al racismo y conmigo eso no va a ser posible», afirmó el presidente del PE.

«De conformidad con el reglamento, expulso al señor Synadinos de la sala con efecto inmediato», dijo Schulz, quien advirtió al eurodiputado que iba a continuar el procedimiento interno por su actitud.

Sin embargo no parece que se haya tenido el mismo criterio ni que se haya expulsado o tomado algún tipo de medida disciplinaria en otras intervenciones igualmente despectivas, como cuando en el mes de octubre del pasado año el eurodiputado Pablo Iglesias calificó de «basura» a quienes rechazaban a los refugiados e inmigrantes.

«Se me revuelve el estómago con algunas palabras que escucho aquí. Me perdonarán, pero hablar de plaga refiriéndose a seres humanos que huyen de la guerra puede ser calificado de basura», ha asegurado advirtiendo de que «Europa se ha gastado más en levantar muros que en hacer frente a la crisis humanitaria. Frente a la basura hace falta menos hipocresía».

Como le replicaria el eurodiputado francés Gilles Lebreton, del Frente Nacional, recriminándole que  «trate de basura a sus compañeros» y justificando su postura en contra de la crisis de los refugiados. «La inmigración es masiva e incontrolable y eso no es racismo», ha dicho el galo, que cree «lógico» disminuir el flujo de inmigración en Europa para evitar problemas. “Es usted europeo y como yo quizá tenga abuelos que emigraron. ¿No llamaría usted basura a todo aquel que se refiriera a sus abuelos o a los míos como a una plaga o una invasión?”

Pedro Fernández

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *