LA POLICÍA DE ESTOCOLMO OCULTÓ EL ACOSO SEXUAL A DECENAS DE JÓVENES POR EL ORIGEN INMIGRANTE DE LOS ATACANTES.

Tras el escándalo de las agresiones sexuales en Colonia y otras ciudades alemanas, Suecia descubrió ayer que la Policía de Estocolmo ocultó decenas de agresiones contra jóvenes cometidas en el festival juvenil «We are Sthlm» que cada verano se celebra en la capital, tanto en la edición de 2014 como en la del año pasado.

Así lo publicó el diario Dagens Nyheter (DN) que ha tenido acceso a un memorando interno de la policía. Según éste, bandas de jóvenes afganos acosaron a niñas y adolescentes, 12 de las cuales lo denunciaron. Las fuerzas del orden del festival identificaron a más de 50 sospechosos de estos ataques y en los cinco días que dura este festival, celebrado en la céntrica plaza de Kungsträdgården, aproximadamente 200 jóvenes fueron expulsados.

Asimismo, los organizadores del festival explicaron al citado diario que si bien se ha dado algún caso de acoso sexual en todas las ediciones, ya en 2014 comprendieron que las bandas de chavales actuaban coordinados de forma deliberada. Sin embargo, la Policía omitió esta información y, una vez concluido el pasado agosto, se limitó a resaltar que hubo «relativamente pocos delitos y pocos detenidos teniendo en cuenta el número de participantes».

El rotativo recoge, sin embargo, el testimonio de una chica de 15 años llamada Anna que relata cómo tanto ella como sus amigas fueron «sobadas por debajo de la ropa» repetidamente sin que nadie las ayudara, y confirma el origen étnico de los atacantes.

El motivo de la ocultación de tales ataques habría sido, según Peter Agren, responsable de la operación policial el pasado verano, que los jóvenes acusados de atacar a las chicas tenían en su mayoría origen inmigrante y «algunas veces no decimos cómo son las cosas realmente porque creemos que pueden hacerle el juego a los Demócratas Suecos», la formación de patriota que el año pasado casi acaba con el Ejecutivo de Stefan Löfven en el Parlamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *